EL AGUA FUGAZ – Grandes Documentales

La lluvia forma charcos y lagunas que se secan con la llegada del verano. En ese barro cuarteado late la vida. Peces y crustáceos esperan las primeras gotas para revivir. También se unen a la fiesta anfibios y numerosas aves. Con su ausencia o su presencia el agua marca la vida. El desierto, en apariencia yermo, es el ejemplo perfecto de la adaptación al medio de plantas y animales. El rocío, los excrementos, las semillas o los pinchos forman parte de los trucos más eficaces para vivir en este medio adverso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *